Asociación para la agricultura biodinámica en españa

METEOROLOGÍA Y ASTRONOMÍA

El clima  y los ritmos cósmicos

María Thun ha investigado durante más de 50 años ensayos de siembras con las constelaciones, fruto de esas experiencias se pudo elaborar lo que hoy conocemos como el “Calendario de siembras” que lleva su nombre, de gran utilidad para los agricultores. Posteriormente otros investigadores siguiendo su estela han elaborado otros calendarios en Francia, Italia, Sudamérica… con algunas modificaciones y adaptaciones.

Mientras llevaba a cabo sus experiencias, pudo observar que los ritmos cósmicos no sólo influyen en la forma de crecimiento de las plantas, sino que también lo hacían en los fenómenos meteorológicos. Un aspecto planetario como lo es por ejemplo una Cuadratura, se manifiesta de manera diferente en nuestro planeta, dependiendo: de la estación del año en la que nos encontremos, de la proximidad del mar, de la latitud norte-sur, de la altitud respecto al nivel del mar, y de muy diversos factores micro-climáticos, pero en general este aspecto suele producir “mal tiempo”.

En su libro Constelaciones y Agricultura Biológico-Dinámica, en las páginas 30 y 31 María Thun hace referencia a diversos aspectos planetarios, con los que establece la correspondiente relación con los fenómenos meteorológicos, plagas de insectos, erupciones volcánicas e incluso terremotos.

Así ella dice lo siguiente sobre algunos aspectos:

Desde nuestro punto de observación, que es la tierra, se producen entre los planetas posiciones angulares que se exteriorizan en calidades diferentes. Para empezar tenemos la oposición que en relación de la Luna con el Sol, se llama Luna Llena. Cuando dos planetas se hallan uno frente al otro, separados por un ángulo de 180º y nosotros en la Tierra nos hallamos en medio, las fuerzas de estos dos planetas penetran en el reino terrestre. Se produce una especie de tensión cósmica, y el tiempo atmosférico se caracteriza por su tendencia a las altas presiones.
Por el contrario, si dos o más planetas se encuentran próximos entre sí   -a lo cual se llama conjunción-   se produce una tendencia a las bajas presiones. Si se da una oposición y una conjunción al mismo tiempo, suelen aproximarse mucho las zonas de bajas y altas presiones. es entonces cuando hablamos de “fronteras meteorológicas” que ya hemos citado en el capítulo sobre Ringal, denominándolas “zonas climáticas”. Las altas presiones tienen que ver con aspectos cósmicos que se expresan en el frío o en el calor , mientras que las bajas presiones están más influidas por la Tierra, expresándose a través del elemento agua, el cual provoca la niebla y la lluvia.
Existen, además, otras colocaciones angulares de los planetas entre sí, que tienen una gran influencia en las formaciones atmosféricas, como los trígonos, que resultan cuando dos o más planetas se hallan en una posición angular de 120º entre sí. Su influencia siempre resulta positiva en lo que respecta a la influencia del elemento correspondiente del trasfondo zodiacal. Con muy pocas excepciones, estas colocaciones se hallan en el mismo ámbito de fuerzas cósmicas de la constelación zodiacal sobre la que están, es decir, bajo el ámbito de tierra, calor, luz o agua, muestran el día en que se produce, desde su comienzo, la clara tendencia climática de su correspondiente ámbito.
La cuadratura se produce cuando varios planetas se encuentran en un ángulo de 90º entre sí. Corresponde ésta al cuarto menguante o creciente de la fase lunar. Esta posición angular tiene un efecto máximo cuando forman parte de ella uno o más planetas nuevos. Las cuadraturas producidas por los planetas clásicos entre sí, apenas tienen alguna influencia en la meteorología.

Las cuadraturas de Urano traen consigo tendencia a tormentas, a menudo acompañadas de vendavales y chubascos. Las de Neptuno tienen tendencia a provocar seísmos, y en las zonas no sísmicas, frecuentemente suelen producir tempestades y lluvias catastróficas. La cuadratura de Plutón desata generalmente erupciones volcánicas; en las zonas donde no hay volcanes origina mal tiempo. Este se produce especialmente cuando Plutón y su correspondiente planeta “compañero” están en paralelo (es decir, tienen la misma declinación respecto al ecuador celeste). En las posiciones de 45º y 135º encontramos las mismas tendencias, solo que más débiles.

Los cataclismos más conocidos se han producido al hallarse los nuevos planetas en la posición quintil con respecto a otros, o sea, a una separación de 72º  (pentagonal). Cuando los planetas entre sí adoptan la posición quintil,  se produce una enorme cantidad de accidentes, tanto en carretera como en el mar y el aire, así como también en el manejo de máquinas y animales. Si se intenta observar durante estos días concienzudamente cómo reacciona uno mismo y los demás, se verá claramente  que la consciencia no está suficientemente despierta en lo que al mundo exterior respecta, sino que tiende a introvertirse. Lo dicho pretende ser una pequeña  advertencia para que durante los días de quintil se intensifique la consciencia vigilante. Desde que lo hicimos hemos recibido multitud de cartas de personas que sufrieron algún tipo de accidente durante estos días. Lo que les ha hecho volverse más observadoras. De una forma más débil encontramos la misma tendencia del quintil en las posiciones de 36º y 144º.


Siempre que la cantidad de agua recogida en las precipitaciones supere los cinco o seis milímetros, los factores desencadenantes han sido las cuadraturas o los quintiles*, o bien sus citados ” hermanos pequeños” más débiles en expresar las mismas tendencias.

* Se podrían mencionar numerosos ejemplos de esto, pero sólo vamos a hacer algunas referencias. El gran maremoto que se produjo en el Sureste Asiático el día 25 de diciembre de 2004, sucedió durante el Quintil entre Plutón y Urano, que se encontraban a 72º en fase retrógrada el día 11 de noviembre de 2004 y de nuevo lo hicieron en fase de avance el 12 de febrero de 2005, si contamos los días que van desde el 11 de noviembre hasta el 12 de febrero, veremos que la Navidad caía casi en el centro de esas dos fechas…

*El 20 de mayo de 2013 Plutón y Urano se posiciona a 90º exactos, esto ocurrirá varias veces más en los siguientes meses, el 1 de noviembre de 2013, unos meses después el 21 de abril de 2014 y por cuarta vez el 15 de diciembre de 2014.

Previsión meteorológica enero 2019

Comenzamos el año bajo la influencia del nodo descendente de Mercurio, además hay elipse de Sol el día 6, no visible en nuestro país, el día 5 se eclipsa Saturno y también al día siguiente la Luna eclipsa también a Plutón. Es un mes de muchas conjunciones que pueden favorecer las bajas presiones, la niebla y el estado de ánimo melancólico. Urano regresó a la constelación de Piscis por su fase retrógrada y por un breve periodo de tiempo, pero como Marte también está en Piscis y Júpiter en Escorpio, el elemento Agua puede tener la predominancia sobre los otros elementos.

Falta un año para que Saturno y Plutón estén en Conjunción exacta, pero ya estamos dentro del orbe de influencia más intenso, como en 1914, 1947 y 1982 veremos sucesos de excepcional relevancia histórica. Por el momento este mes el Sol y Mercurio estarán en conjunción con ambos planetas a su paso por la constelación de Sagitario.

En la constelación de Escorpio está Júpiter y desde el día 5 Venus, están en conjunción el día 22 y en general parece que todo favorece el tiempo invernal propio de estas fechas, además están en Trígono-Agua con Marte el 18 y el 25.

El 19 entra el Sol en Capricornio y el 24 lo hace Mercurio, es posible que se acentúen las fuerzas invernales de niebla, nieve, hielo, etc., propias de esta constelación.

Hay Cuadraturas el 13 de Neptuno y Júpiter, el 19 del Sol y Urano y el 21 de Venus y Neptuno, todas favorecen los temporales de viento y lluvia a veces de gran intensidad.

El día 15 es el Nodo ascendente de Marte, lo que puede traer mal tiempo durante dos o tres días antes y después de ese día.

Hay Quintiles y Bi-quintiles el 5, 6, 11, 23 y 27 en los que los conflictos y el riesgo de accidentes es más probable que en otras fechas.

La Luna Nueva es el día 6 y eclipsará al Sol de madrugada.  La Luna Llena será el día 21 y coincidirá ese mismo día con el Perigeo, con pocas horas de diferencia. Si es posible conviene aplicar el preparado 508 de Cola de caballo unos días antes como preventivo del exceso de fuerzas lunares, que pueden traer hongos a la cosecha del próximo cultivo de primavera y verano.

Ver las cartas de los días 5, 12, 19 y 26 respectivamente.

Previsión meteorológica febrero 2019

El día 2 Marte y Plutón están en Cuadratura y la Luna eclipsa a Saturno y Plutón, por lo que hay muchas posibilidades de tener algún temporal en esas fechas, ya veremos cómo nos afecta.En los primeros días Urano y Marte están en la constelación de Piscis y...

leer más

Previsión meteorológica noviembre 2018

Júpiter entró en Escorpio el día 26 de octubre donde va a permanecer aproximadamente un año, esperemos que eso contribuya a favorecer las precipitaciones, en particular cuando cuente con el apoyo de otros planetas. En principio este mes tiene el apoyo de...

leer más

Previsión meteorológica diciembre 2018

Urano en fase retrógrada regresa el día 8 a la constelación de Piscis, tan solo se adentra un grado en esta región y no sé si será suficiente para que las fuerzas de Agua adquieran la fortaleza necesaria para traer un periodo de lluvias. Júpiter, Mercurio...

leer más

ASOCIACIÓN PARA LA AGRICULTURA BIODINÁMICA EN ESPAÑA

Dirección: Avda. del Dr. Federico Rubio y Galí nº 76

28040 - MADRID

Teléfono: 699 11 55 61

Horario de atención: Lunes a Viernes de 16:00 a 19:00 h.

 

x

Hemos actualizado la información acerca del uso de tus datos personales contenida en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios analizando la navegación en nuestra web.
Al aceptar, da su consentimiento para su uso.