Asociación para la agricultura biodinámica en españa

LOS PREPARADOS BIODINÁMICOS

 

Las condiciones bajo las cuales se elaboran los preparados son tan importantes como sus partes constituyentes. La mayoría de los materiales necesitan el ciclo completo del año para poder “madurar”.

Dado que las dos partes, vegetal y animal, se utilizan en la elaboración de los preparados, algunas personas los comparan a la alquimia medieval. Lo que es más relevante de la idea de Steiner es que las fuerzas en las plantas y en los órganos de los animales pueden combinarse de tal modo que  la naturaleza puede  mejorarse, sanarse y apoyarse en el transcurso del año. Los preparados se conocen por los números 500 al 508 (Nomenclaturas en clave a consecuencia de la prohibición en Alemania durante la segunda Guerra Mundial) y por las sustancias o plantas que se emplean en su elaboración.

Preparación de boñiga en cuerno

 (Preparado 500)

A principio de otoño se llenan los cuernos de vaca (que haya tenido varios partos) con estiércol sin paja, preferiblemente de vacas preñadas, de manera que no queden espacios de aire en su interior. Se entierran hasta la primavera en suelo de pradera o de forraje que tenga una buena capa de humus. Hay que evitar los suelos pantanosos, los suelos con raíces de árboles o arbustos y las cercanías de muros de caminos y de zanjas. El contenido se saca del cuerno y se almacena en un lugar seco, en un cajón rodeado de turba rubia. Los cuernos pueden volver a usarse (se guardan en la vaquería).

Preparación de sílice en cuerno

(Preparado 501)

Después de Semana Santa, el cuarzo es molido hasta dejarlo como harina fina. Se mezcla con agua de lluvia para hacer una lechada densa y se pone en el cuerno dejándolo escurrir varios días. Los cuernos se entierran durante el verano y se sacan a final de septiembre o principios de octubre. Se saca el contenido para almacenarlo en un bote de cristal en un lugar soleado y seco. Los cuernos de este preparado no conviene reutilizarlos.

Según Steiner, los preparados para rociarde boñiga en cuerno y de cuarzo en cuerno, afectarán la dinámica del crecimiento de la planta en todo su ciclo. Ambos preparados se remueven enérgicamente en agua tibia de manera que con el movimiento se forme un fuerte remolino. Durante una hora se va cambiando alternativamente el sentido del giro.

Según algunos investigadores, estos dos preparados deben de fumigarse lo antes posible después de terminar de removerlos ya que su efecto desaparece en pocas horas. Sin embargo el Dr. Ulli Johannes König, que desde 1988 esta en el instituto de investigación biológico dinámico /
circulo de investigación e.V.( Forschungsring e.V.) en Darmstadt, afirma que su efecto permanece mucho más tiempo del que hasta ahora se pensaba.

Remover  pequeñas cantidades de material en grandes cantidades de agua se llama dinamizar. Este proceso transfiere las fuerzas y cualidades del preparado al agua. Mucha gente que trabaja con biodinámica encuentra que esto es una forma de actividad meditativa.

LAS PREPARACIONES DE LAS SEIS PLANTAS SANADORAS 

(PREPARADOS  PARA  EL COMPOST)

Preparación de Milenrama   

(Preparado 502)

Se ponen flores frescas de milenrama, recogidas en plena floración un día soleado, en una vejiga de ciervo macho. Se cuelga la vejiga al sol antes del 24 de Junio; se entierra a principios de Otoño y se recupera después de Semana Santa

Preparación de Manzanilla    

(Preparado 503)

Se recolectan flores de manzanilla a primera hora de una mañana soleada, se dejan secar a la sombra y se guardan hasta el Otoño. Tras humedecer las flores secas con una infusión de la planta entera, se introduce en trozos de intestino delgado de vaca. Se entierra en un lugar bien irradiado por el sol y sobre el cual, durante el invierno, permanezca la nieve largo tiempo tras una nevada (ventisquero); se saca antes del fin de Abril.

Preparación de Ortiga

(Preparado 504)

Se atan haces de ortiga cortada a primera hora de la mañana, cuando empiezan a florecer, y se empaquetan en un saco de arpillera o en una caja de madera. Se entierran hacia el 24 de Junio, rodeadas con una capa de unos 5 cms. de turba; se recupera un año más tarde.

Preparación de Roble

(Preparado 505)

La  corteza  de un  roble  (Quercus Robur) viejo, cogida a principios de Otoño, se tritura de manera que las partículas más gruesas tengan el tamaño de un grano de trigo; se introduce en el cráneo de un animal doméstico, se aprieta firmemente, y se cierra el agujero con una pieza de hueso y un poco de arcilla. A principios de otoño se entierra en barro de materia vegetal a orillas de una corriente de agua. Se recupera en Primavera.

Preparación de Diente de León

(Preparado 506)

En Otoño se humedecen las flores secas de diente de león “Taraxacum Officinale” (recogidas en una mañana soleada de primavera en fase temprana de florecimiento: hay que observar que los pétalos interiores de la flor estén todavía cerrados) con infusión de la planta entera; se envuelven en trozos de mesenterio de vaca (el pliegue fino de la piel de la panza de donde cuelga el intestino delgado) y se entierran para  recuperar en  Primavera.

Preparación de Valeriana

(Preparado 507)

Se prensan las flores frescas de valeriana y se pone el zumo en botellas. Dejarlas fermentar durante unas seis semanas de forma anaeróbica, luego se tapan y se almacenan en una bodega oscura. El jugo de valeriana se puede utilizar durante varios años en el compost y también para prevenir heladas.

Los preparados para el compost (del 502 al 506) se guardan en vidrio o cerámica de barro, rodeados de turba y o fibra de coco, y se almacenan en un lugar oscuro y fresco, como una bodega o un sótano.

Rudolf Steiner recomendó que se utilizara la turba como escudo y agente conservador de los preparados por su capacidad de retener los flujos de energía.

Preparación de Cola de Caballo

(Preparado 508)

Se hierven los tallos estériles enteros recogidos antes de San Juan en día soleado. Se aplica muy diluida sobre el suelo y las plantas en otoño, en primavera y en pleno verano. Ayuda a controlar la formación de hongos.

La Cola de Caballo posee mucho sílice, que está en relación con las fuerzas de la luz; los hongos están en relación con las fuerzas de la oscuridad. La planta ha de guardar un equilibrio entre estos dos tipos de fuerzas.

La experiencia de ocho décadas y numerosos  experimentos documentados ratifican el efecto de los preparados biodinámicos, y están contribuyendo a la ampliación y asentamiento de las ideas de Rudolf Steiner aplicadas a la práctica agrícola.

EL PREPARADO DE MARÍA THUN

En la tierra del jardín o del huerto se hace un agujero de unos 60 cms. de ancho y 40 cms. de profundo; se cubren las paredes con ramas de abedul. El agujero se llena con estiércol fresco de vaca que no contenga paja, inoculado con los preparados de compost y protegido de la lluvia -pero no al vacío-.

María Thun sugiere otra variante: mezclar cáscaras de huevo y polvo de basalto con la boñiga y removerlo con una pala durante una hora, antes de ponerlo en una caja sin fondo en la tierra. Lo deja allí unas ocho semanas.  El preparado se puede usar cuando tiene color marrón oscuro. Para lo cual tomamos el doble de lo que se usa en el preparado 500, es decir unos 240 gr.  y se dinamiza del mismo modo, pero solo durante 20 minutos.

Han pasado más de 25 años desde el trágico accidente del 26 de abril de 1.986 en Chernobyl (que en ruso significa Palo Amargo o Ajenjo “Artemisa absinthium”.

En el Apocalipsis de San Juan (8, 10-11) hay una cita que puede darnos motivo de reflexión), toda Europa se vio afectada por la radioactividad emitida al ambiente, (I-131, Cs-137, Cs-134, Ru-103, etc.), las cosechas de aquel año tuvieron que ser destruidas o

enterradas, pero también se pudo observar que la radioactividad afectó en menor medida en las granjas ecológicas y en especial en las biodinámicas, que en aquellas en las que se cultivaba con abonos químicos,  aunque fue desastroso para todos, la recuperación en las granjas biodinámicas fue más rápida.

¿Acaso Rudolf Steiner, con los preparados biodinámicos, nos dio la solución anticipada a los graves problemas que estaban por venir?

Veinte años antes de este accidente, Mª Thun ya había experimentado la eficacia de su preparación, (que se podría denominarcomo un compost concentrado), frente a otras formas de radioactividad, procedentes de los experimentos nucleares de las grandes potencias en los años 50 y 60. Constató que las plantas confundían el Estroncio 90 con el calcio y que absorbían más cantidad de éste en tierras arenosas o silíceas, que en las calcáreas, razón por la que empezó a incluir en el tradicional preparado de fosa de abedul la cáscara de huevo y el basalto porque tiene la cualidad de fijar el nitrógeno.

LOS PREPARADOS EN LA PRÁCTICA

El preparado de boñiga en cuerno actúa sobre la vida del suelo, en la zona de las raíces. Se aplica sobre la tierra  esparciéndolo  con un salpicado de gota gorda al comienzo del proceso vegetativo de la planta, preferentemente al atardecer, con cielo cubierto.

Se utiliza antes de (o durante) la siembra y plantación, sobre prados segados o recién pastados y para sumergir en él las raíces de las plantas que se vayan a trasplantar, ya que estimula su desarrollo.

El preparado de sílice en cuerno estimula la actividad de las hojas equilibrando la formación de las sustancias. Se aplica en aspersión como una fina niebla sobre las plantas verdes cuando empiezan a formar sus fructificaciones (las cabezas en las lechugas, los tubérculos en las patatas, las raíces en las zanahorias, los granos en las espigas, etc.). Su acción consiste en fortalecer el efecto de la luz y el calor sobre la planta. Es mejor esparcirlo un día de sol claro. Cuando la intención es reforzar el crecimiento de la planta y la fructificación, debería usarse a primera hora de la mañana. En la maduración, cuando la planta se está muriendo y las buenas cualidades de almacenamiento se desarrollan, la última hora de la tarde es la mejor.

Aunque los dos preparados para aspersar no se usan en el mismo momento temporal, se guardan juntos en la granja biodinámica, pues la experiencia nos muestra que se apoyan y aumentan sus efectos conjuntamente.

Los preparados se usan en el curso del año acompañando la siembra, la plantación y la cosecha. Se recomienda el uso de la valeriana como una ayuda cuando amenazan las heladas tardías. El líquido del estiércol y los tés hechos con ortigas, dan resistencia contra las enfermedades.

Estos son sólo unos ejemplos de las muchas formas fundamentales en los que los preparados se usan. Existen muchas otras peculiaridades que han de aprenderse en cursos de formación y con la práctica agrícola.

EL ABONADO INORGÁNICO Y SUS CONSECUENCIAS

En el curso de agricultura biodinámica de Rudolf Steiner, en la sesión de preguntas y respuestas del día 14 de junio de 1.924*, se le hizo una pregunta sobre este asunto que en aquellos momentos estaba solo en sus comienzos.

Pregunta: ¿Qué sucede si se aplican abonos inorgánicos?

Respuesta: Entonces se verá que el abono mineral es algo que con el tiempo deberá terminar totalmente. Porque todo abono mineral provoca que, después de cierto tiempo, lo que con él se produce en los campos abonados pierda su valor nutritivo. Esta es una ley completamente general. Ahora bien, justamente aquello que he indicado si se observa bien, (se refiere a todas las indicaciones sobre los preparados), hará que no sea necesario abonar más que cada tres años. Quizá haya que abonar solamente cada cuatro a seis años. Del abono artificial se podrá prescindir totalmente. Se lo dejará de lado, sobre todo porque será ya una cuestión de economía, si se aplican estas cosas. El abono artificial es algo que entonces ya no se necesita más, y desaparecerá totalmente. Hoy día se juzga todo en base a periodos de tiempo excesivamente breves. Con ocasión de una discusión sobre apicultura, un apicultor actual defendió con ahínco la cría industrial de reinas, en la cual las reinas son vendidas a todas partes y no se continúa con la cría en las propias colmenas. Yo tuve que decirle: ¡Sí, seguramente que ustedes tienen razón! Pero también seguramente que después de cuarenta o cincuenta años, aunque quizá no más de treinta o cuarenta, se verá muy claramente que de esta forma se ha arruinado toda la apicultura. (la Varroasis no es más que una pequeña muestra de esto). Por eso hay que tener en cuenta estas cosas. Hoy en día todo se mecaniza y mineraliza, pero la verdad es que lo mineral debiera obrar solo en la forma en que de por sí obra en la Naturaleza. En realidad no se debiera compenetrar la tierra viva con algo totalmente inanimado, con lo mineral, sin haberlo integrado previamente en algún contexto orgánico. Mañana todavía no será posible, pero pasado mañana seguramente esta idea se impondrá por sí sola.

*Página 198 del libro “Curso de Agricultura Biodinámica” (junio de 1924) publicado por la Editorial Rudolf Steiner.

LOS NUEVOS PREPARADOS DE BENTONITA Y FELDESPATO

El preparado de arcilla, (Bentonita, arcilla blancala información proviene de la revista “Die Lebendige Erde” y del Grupo internacional de preparados biodinámicos. Rudolf Steiner, nos ha hablado muy poco sobre la arcilla, la arcilla ayuda a los procesos de la savia en las plantas sobre todo en terrenos muy secos o arenosos. Se aplica el preparado de arcilla en noviembre, diciembre, cuando la tierra está más activa, cuando las raíces están en su mayor actividad. La metodología es enterrar la arcilla durante todo el año o solo en primavera o solo en otoño, como el preparado de sílice y boñiga, hay que introducirlo dentro de un cuerno con la misma metodología que el preparado de sílice. Las cantidades son, 35gr de arcilla en 30 litros por hectárea y dinamizados durante 1 hora, aplicándolo por la tarde, en el momento de trabajar la tierra. Todavía esta investigación sigue en continuidad…

El feldespatose puede reconocer ya que cuando se rompe se ven trozos cristalizados en láminas, su color es beige, su estructura es más blanda que el sílice. La metodológica de elaboración es exacta como la del preparado de sílice. El Orthoklas con climas muy extremos, como por ejemplo, mucho calor en verano y muchas lluvias en invierno es interesante utilizarlo para sustituir el sílice, para equilibrar la polaridad de las fuerzas de la cal y del sílice. En otoño se puede complementar con el preparado de boñiga. Según la época del año se puede usar tanto como en el suelo como en los cultivos…

DESCARGA Y VISIONADO DE VÍDEOS RELACIONADOS

Documental de TVE (Documentos TV del 17-04-2010)

 “Una dieta de desechos” ¡Peligro! abono tóxico de residuos sólidos urbanos

Documental de TVE (Redes 79 del 16-01-2011)

 “Las raíces de la Inteligencia de las plantas” Similitudes de las neuronas y las raíces

ASOCIACIÓN PARA LA AGRICULTURA BIODINÁMICA EN ESPAÑA

Dirección: Calle del Sobrante nº 20, Portal 3, Planta Baja, Puerta D

28240 Hoyo de Manzanares - MADRID

Teléfono: 699 11 55 61

Horario de atención: Lunes a Viernes de 16:00 a 19:00 h.